Felipe Z. Ballester

Los objetivos de esta disciplina se basan en algunos pilares fundamentales que son: lograr un caballo manso, tranquilo, flexible, obediente y disciplinado. Se busca obtener un caballo agradable para montar y apto para cualquier tarea campera, de divertimento o deporte a la que sea sometido.

Esta prueba promueve el adiestramiento y el manejo eficiente del caballo.

ORDEN DE LOS 8 MOVIMIENTOS

  1. ANDARES: Se hace una vuelta al tranco, media al trote, una al galope para una mano y otra al galope sobre la otra mano, donde se evalúa la soltura del caballo.
  2. RAYADA: La prueba se trata de una frenada. El caballo se desplaza a velocidad y tienen que frenar en forma violenta haciendo correr las patas, por eso se dice rayada, porque marca con las patas el piso.
  3. TROYA: Se trata de una vuelta en círculo de 8-10 metros de diámetro, son dos o tres vueltas a cada mano, sujetar hacia afuera y vuelta a la otra mano: a mayor velocidad y mayor coordinación, mayor puntaje.
  4. OCHO: Se trata de realizar la figura de un ocho sobre el caballo. Se busca corrección de movimiento y velocidad.
  5. VOLAPIE: Recorrer unos cuarenta metros en forma lineal, a gran velocidad, donde el caballo debe deslizar sus posteriores y volver sin perder el impulso sobre el mismo recorrido.
  6. VUELTA SOBRE LAS PATAS: El caballo debe girar como mínimo dos vueltas a cada lado a gran velocidad, usando la pata correspondiente como pívot.
  7. DESMONTAR Y MONTAR: El jinete desmonta y dejando las riendas sueltas gira alrededor del caballo y vuelve a montar sin tensar las riendas. El caballo deberá permanecer inmóvil.
  8. RETROCESO: Consiste en retroceder en línea recta, con regularidad unos seis metros.

©2019 CriAR - Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?