Roberto J. Dowdall

Es una prueba de adiestramiento y velocidad, en donde el caballo tiene que tener la docilidad suficiente para cumplir el pedido del jinete. La longitud de la pista es de 25 metros y se delimita con tambores o fardos de alfalfa.

El caballo debe hacer correctamente los desplazamientos sin voltear los tambores en el menor tiempo posible. En caso de voltearlos, el jinete queda descalificado. Se puntúa la ductilidad y la velocidad del animal. El ganador será el que logre realizar el recorrido según el reglamento, en el menor tiempo posible.

©2019 CriAR - Todos los derechos reservados

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?